Habitables

En el planeta Pulido viven unos seres llamados los habitables. Los ejemplares adultos son de enormes dimensiones casi comparables a las gigantescas montañas de metal que dibujan la orografía del planeta.

La piel del habitable es porosa y de aspecto nacarado. Los poros son las entradas a una infinidad de túneles que recorren su interior como si de un hormiguero se tratase. Estas oquedades en realidad son su aparato digestivo, ya que se alimentan de las partículas de polvo suspendidas en el aire.

Los habitables se reproducen por fragmentación. Aunque se desconoce si estos fabulosos seres albergan la voluntad de tener descendencia, sí se podrían señalar diversas causas que hacen posible este fenómeno: la erosión producida en sus cuerpos por las habituales tormentas de arena; la aluminosis, que ataca a su estructura ósea; y el excesivo peso son las principales. De la parte separada del ente matriz podría nacer otro individuo, aunque es poco probable, ya que lo común es que resten como ruinas inertes. También se ignora el motivo que da vida a ciertos de estos desprendimientos.

Los habitables viven en simbiosis con los inquilinos, seres pequeños y prolíficos, permitiéndoles vivir en su interior a cambio de limpiar sus entrañas y de mantener alejados a los perforadores, diminutos parásitos que se alimentan de estos colosos. Un habitable sin inquilinos puede ser derruido completamente por una plaga de estos dañinos animales en pocos días.

Los habitables son muy longevos y rara vez se ven con otros de su misma especie. Por contra, los inquilinos, de corta vida, se agrupan en sociedades territoriales. Las disputas por los recursos naturales con inquilinos de otro anfitrión no son vistos con buenos ojos por sus receptores, que temiendo por su integridad física, huyen sirviéndose de multitud de extremidades dispuestas debajo de su cuerpo, moviéndose tan rápido y tan lejos, que los inquilinos son incapaces de volverlos a encontrar. A sabiendas de esto, los inquilinos intentan evitar los conflictos a toda costa.

 habitables-slider-portada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.